jueves, 11 de noviembre de 2010

Nostalgias de un café veraniego (de cinco a siete)


Se evidencia en el ocaso
Y en el frío de los sentidos
El colapso de los tiempos
En un mal nombrado café.
Se evidencia en sus páginas
Nobles y raídas,
En su sonido serpenteante
Entre la niebla,
El humo asceta
Que solía colarse
Entre los sombreros.

En su sabia minoría de edad
Subyace un hombre discreto
Que bailotea encima de los vivos.
Es su malsana compañía
O su desinteresada nuez de cola;
Su lucidez en el vendaval,
Los cerros que lo encierran.


Café y siempre abordaje
De infinitas partículas amarillas,
De viajes retraídos
De tangos itinerantes
De boleros en bruto
Siempre a las seis.
Café de dos cervezas
Guiando un despecho
Con vivaz anhelo
De resumir a Gardel
En medio metro de mesa,
Desierta.

Café de héroes sin carné
Sentados a la espera de cualquier lágrima
Destinada a no derramarse.
Café de burlones bostezos
De ansias prolongadas de mujer
De espíritus que se mecen
Y dan vuelta al disco de acetato.
Café de sonrisas no fingidas,
Tampoco sinceras;
Café de escenas dormidas
En tiempos animosos,
Tampoco en movimiento.
Café de evidencias siniestras,
Lujurias tamizadas,
Sabios sin vergüenza.
Sórdidas lunas de enero;
Atiborrado Café
que hace pequeña
a Bogotá.

León Plata

7 comentarios:

Mai Puvin dijo...

Café y nostalgia... invierno en el alma. Tanta coincidencia amigo...

Abrazos.

♥ Sussy* dijo...

Wow simple mente! exquisito
Un excelente juego de palabras
Llenas de nostalgia y sentimiento
Que gustazo leerte mi querido Amigo*
Siempre es un placer poder visitarte Te dejo mis saludos besos y abrazos.
Hasta pronto.

LEON PLATA dijo...

Mai, siempre estás ahí, aquí... en este café...en el café-invierno, en el café-verano..en nuestro café...quisera charlar contigo varios cafés seguidos... por lo pronto te envío los vapores de este café que hierve con tu voz...

LEON PLATA dijo...

Sussy, este café es colectivo, por eso si entras, soy yo el que me deleito leyéndote... besos.

Fran dijo...

Soberbio el acómodo de imágenes tan impactantes y con tanta música

Jose Joel Rios dijo...

La solidaridad hace la unión. El tamaño del grupo es indiferente de algún modo.
Saludos Leon plata.

Liliana G. dijo...

Quisiera compartir ese medio metro de mesa, la nostalgia y el Gardel, sólo para dejar que las palabras se hagan magia y la luz del amanecer nos diga que la vida ha pasado rozando los pocillos con las confesiones de una noche de café.
No arreglaríamos el mundo, pero el concepto de compañía, empañaría los cristales de los recuerdos.

Leo querido, sigo disfrutando de tus poemas... cada vez tienen más sustento y más significado. Maravillosos.

Un cariño enorme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...