lunes, 30 de noviembre de 2009

DESOLACIÓN


Hay un lecho bravío en los aullidos alejandrinos
que te alejan cada día
un poco más.
Es factible presumir vientos del Pacífico,
guerreros entronados
en la sombra fulgurante de discreto atavío.
Es prudente aconsejar al vacío
y evitar que su suerte sea echada.

Cordura insensata…
Data el cielo su miseria
y cobra al ciento, su dulzura.
los asnos se enfadan
y ruega el canto por su memoria.

El bolero solía envanecerse
en el interregno
espacio vital
en que fue bailado.

Burlas bufonas enfadan el ambiente
y tú
ni en desvaríos apareces.

Ese olor - ¡Maldito sea!-
se acomoda suavemente en  los recuerdos;
fuego arde, suda, lucha.
Guerra  llama
Tierra  tiembla;
el país se aletarga,
finge estar loco;
nada que despierta.
Humor burgués negro
no alcanza,
lívida la huida se revela
mientras el trópico se ahorca.

Y tú
ni en desvaríos apareces.

León Plata.
30 de octubre de 2003.
Huyendo
*Imagen: PANCORBO, Alberto. Poblada Soledad

19 comentarios:

Desde Adentro... dijo...

"Y tú
ni en desvaríos apareces" me quedo con esta frase... me gustó mucho xq refleja el deseo q esconde la espera... cuando te parece ver a ese alguién aunque sea tu propia sombra... cuando se ama con locura, cualquier espera nos parece bien. Aunque la otra persona ni por error piense en nosotro...

es la primera vez q ando por tu blog... y te sigo xq me parecio muy interesante como escribís...

nos vemos pronto...

besos...

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

León, espectacular tu poema. Tan humano y misterioso como cada suspiro emitido en algún rincón del mundo en este preciso instante.
("Humor burgués negro", me mató.)
Muy bueno cada verso, alguna desconexión entre ellos que mágicamente por algún lado se conecta, una locura de abandono y de pedido y de ruego. Una desolación perfectamente descripta.
Cariños!!!

anabel dijo...

Sensata locura la que corre y altera el flujo de sangre que corre por tus venas, y a golpe de latidos va sangrando palabras sonoras, gráficas, sugerentes y sugestivas, que provocan un suave escalofrío que recorre el alma...El trópico se ahorca, y tú ni en desvaríos apareces.

Un abrazo.

Eurice dijo...

La prudencia de aconsejar al vacio...me desarman tus versos, me llegan tan adentro que me quedo absorta leyendo y releyendo.
¡bravo!
Un saludo

Angus dijo...

Me gusta como está absolutamente enhebradra de humanidad tu poesía.

Un Colibrí Viajero dijo...

Y romper una a una las sílabas en el blasón de la locura, dejado abierta de par en par el armario del alma, liberando la clandestina razón que vague perdida en los recuerdos o en las palabras nunca mudas.
Poeta gracias por ser tan majestuso en tu versar, el rico dialecto que utilizas es maravilloso, un cálido abrazo como siempre desde este Río de la Plata.

Liliana G. dijo...

Querido LEON, aquí aparezco yo, seguramente no será lo mismo pero por lo menos vengo a paliar la desolación que nutre de savia a tu poema rescatando la esencia misma de un canto triste pero fecundo.
Claro, yo vengo del Atlántico, no es lo mismo, pero me pierdo entre tus palabras, las acuno y las divido, las embandero y las atesoro, hago de ellas el botín de tus silencios, y un poco más acá, me dejo arrollar por el ímpetu del desconsuelo...

Siempre es un placer, merodear tu mundo y seguir descubriéndote.

Besos, amigo querido.

emilio dijo...

En esa guerra, luchando y perdiendo, porque todos pierden en ella...
La locura humana... infinita y siempre dispuesta a no finiquitarla.

Un saludo.

thoti dijo...

.. la frase final tiene una contundencia rotunda.. me gusta el ambiente que recreas en tus poemas, las palabras que utilizas y como las colocas en los versos.. .. como siempre un placer leerte, León..

Lisandro dijo...

Si estoy equivocado dimelo pero eh sentido un grito en esta poesia!!! es intensa!!! me ha encatado!!! fuertisimo abrazo hermano!

Carmen Molins dijo...

Pues sin palabras me encanta como escribes.
besos y amor
je

Mónica dijo...

Soledad, plena de recuerdos...

Nada te despertará de este sueño hasta que tu lo desees...

Desvariemos...

Un beso León

Reflexiones de Emibel dijo...

En este poema me transmites rebeldía, ímpetu y caos; un saber que hay que hacer algo pero no se sabe cómo ni por dónde empezar.

Como siempre te digo, porque así es, precioso poema, mente privilegiada.
Un honor leerte.

Un abrazo fraternal también para tí.

Esencia dijo...

Solo tú tienes la llave a cerrarle las puertas a esa punta de tijera que te está desgarrando así...quedarte anclado en nada es demoledor...pero...tanto ms lo es, cuando esa nada lo ocupa todo, verdad???

saludos esencia.

Gustavo Calderón dijo...

Verdaderamente dramático. "Cordura Insensata" qué hermosa contradicción, Revolución latente, perfil humano, letras que hieren, nacen nuevas, se gastan en los ojos que las leen, se consumen, y anidan. Un abrazo León, un fuerte abrazo.

Poetiza dijo...

Triste poema. Paseo por tus letras y me lleno de esa desolacion que destilan...Un beso, cuidate Leon.

Jose Joel Rios dijo...

Impotencia, más que nada es el ingrediente clásico y anatomía de este delirio. Es una guerra interna deseosa de ser ganada a toda costa.
Pero: "Y tú ni en desvaríos apareces" necesariamente se hace mas que un verso, es una declaración.
Esto me parece una Dictadura que se extiende como la naturaleza y la indiferencia:
-cada día.
Pero somos espectadores de esa contienda, que de desplaza, místicamente dentro de tus letras y nuestra lectura.

Un gusto leerte León Plata.

Daniel dijo...

Hay un insondable misterio tras tus guerras silenciosas y tu país que tiembla. Quizás una historia que ignoro, quizás un regreso de tu interior tras esas luchas.
En definitiva, no se trata de adivinar, sino de sentir y tu poesía lo hizo.
Todos los días en mi futuro sigo buscando.

Mi abrazo infinito, poeta Leon.

KUBAN dijo...

El final es sorprendente, el resto es un orgasmo de poesía. Eres grande maestro. Un fortísimo abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...