lunes, 8 de febrero de 2010

OSCURANTISMOS I

El Jardín de las Delicias (III) (tríptico abierto: El infierno)
Hyeronimus van Aeken Bosch, El Bosco (ca. 1450-1516)

Cuando la gente prefería
por nueces y especias destruirse,
solían los juglares
trovar odios,
amores,
cuitas,
tomar por asalto las pasiones,
su candela,
armando sus juergas,
apostando su sangre.

Cuando el oro
por sal se trocaba,
vendían sus sudor
los villanos
por vida servida
en puños sangrantes,
en la uña y su lodo.

Se ahorraba papel,
el juramento era la honra,
el testimonio era el badajo;
constituía la palabra
al hombre,
así que a él se incineraba;
la oscuridad era clara sentencia
del cielo,
oscuridad perversa;
oscurantismo sagrado.

León Plata

14 comentarios:

Eurice dijo...

Que tiempos aquellos en que el honor lo era todo...
Secerraban tratos estrechando manos, la palabra era ley...
¡Que tiempos!.
Saludos

sedemiuqse dijo...

Profundo.

Todo son conceptos humanos. Todo

Besitos y amor
je

Tuti dijo...

Época de fuego que se vertía en juicios (también con vicios de forma y de fondo) nada es nuevo, la cacería de brujas sigue practicándose a otras escalas y los erarios se saquean en trueques fraudelentos (como en ese ayer que nos duele) y hoy nos permitimos expresarlo sin dilaciones.

Gracias por esta entrada que, en su halo nos confronta en este presente.

Un gran abrazo,

Anna Francisca

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Tema interesante si lo hay... Más aún si el poeta que le da forma es tan digno de hacerlo como vos.
Entiendo, por el I, que van a existir varias entregas sobre el tema.
Las esperaré.
Un beso grande León.

emilio dijo...

Y luego dicen que el infierno no existe.... está muy cerca por desgracia. Tu lo describes en distinta época, pero sigue valiéndonos.

Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Es cierto que el hombre no puede relegar su naturaleza sombría, sólo vive en lucha contra sus negros pensamientos; los tiempos cambian, pero no el corazón y la esencia de nuestro ser superior.

Un placer visitar tu blog. Saludos

Juan Carlos.

Esencia dijo...

Que diferencia... hoy todo lo puede el dinero, el egoismo, el abuso, la deslealtad, la deshonra a uno mismo, porque no hay palabra ni mucho menos credibilidad...¿ porque? Todo por nosotros mismos...

Da gusto leer cosas asi.

Con cariño, esencia.

Reflexiones de Emibel dijo...

Miserias humanas de otras épocas, cambió el escenario pero las miserias son las mismas.
Un abrazo, trovador.

Edu dijo...

Otra epoca de oscurantismo se cierne sobre la humanidad, el neoliberalismo. Dejamos los castillos, las catedrales, la peste y las guerras de cien año. pero levantamos nuevos templos de dolar, en vez de cruz. Menos mal que quedan juglares como tu, que siguen dando ilustración para que no se vuelva a la oscura inquisión.
Un Abrazo

Un Colibrí Viajero dijo...

muchas veces solo basta con mirar alrededor y se siente una hoguera de guerras humanas....
que decirte LEO sabes que leerte es profundamente maravilloso!

anabel dijo...

En cada época los hombres saben ingeniárselas para crear sus particulares zonas de sombras, tinieblas que impiden que ningún periodo de tiempo sea completamente luminoso.

Sin duda porque el corazón tampoco lo es.

Un abrazo.

Angus dijo...

Cierto día, en el Museo del Prado, me quedé más de una hora, observando absorto, hasta el último detalle de éste genial tríptico de El bosco. Me pareció tan críptico cual fascinantemente hermoso... como tu poema. Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Especias por sangre es el precio de la necesidad y la inconsciencia de defender con la vida, la vida misma. Oro por sal es terminar de vaciar las venas de la codicia, sin pudores que avalen la vil matanza. Pero cuando la "palabra" es la honra del hombre, cuando no "se la lleva el viento", cuando se empeña como un tributo supremo, adquiere el rango de aquel oro y de aquella sangre...

Como siempre, Leo, tu poema es una maravilla.

Besotes.

Daniel dijo...

Y fue hasta tres o cuatro décadas atrás donde esos valores se mantenían: la aceleración del mundo fue agregando rápidamente ritmo a los vicios y deformidades humanas.
Excelente puesta inicial de este oscurantismo humano.

Mi abrazo hermano León

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...