jueves, 24 de junio de 2010

UN CAFÉ BIEN CHARLADO

The Man in the Cafe /JUAN GRIS

Si la dictadura de lo espontáneo lo licencia
Instalaremos un  deleitoso invierno
Con nido en la ventana de flaco cristal
Separando  melancólicas luces
De semáforo (Rojas),
Inquietando humeantes mesas
De humeantes cabezas
De humeantes vocecillas
De humeantes seres
Sin alas.
León Plata

20 comentarios:

Angus dijo...

... la dictadura de lo espontáneo... que sutil pervesidad hay en esas letras, maestro.

ALE. dijo...

Ese invierno se presagia lunático de fuego.

Abrazo León.

Liliana G. dijo...

Que mejor sea la democracia de lo espontáneo quien licencie los sueños de invierno tras esos cristales, que aunque finos, estarán empañados por el humeante transcender...

Besotes, Leo querido.

Sneyder dijo...

El invierno gris tras los cristales nos coarta la libertad, vivamos en democracia sin que nada empañe nuestra independencia.

Saludos

Walkyria Rennó Suleiman, dijo...

de humanos sentimentos.....ainda que feios!

Reflexiones de Emibel dijo...

Enmedio de un caluroso verano, tu invierno huele a azahar.
Ya me gustaría, ya, que nuestras humeantes cabezas se encontraran frente a un café con música de salsa de fondo.
Sí que me gusta la salsa, oirla y bailarla. Gracias por la canción, me encantó.
Un beso, amigo

tomasuncafe dijo...

somos una marca, y nuestras necesidades pasaron a ser la inmediatez de pseudo-encantadora inteligencia, una gris mañana me regocija con tus letras acompañadas por un humeante café,
un abrazo

Edu dijo...

Pero se puede vivir sin alas?
Salud

anabel dijo...

Buena forma de esperar y pasar el invierno, tras los cristales ante una humeante taza de café, siempre en buena compañía, charlando. Pero sin renunciar a los sueños, sin perder las alas.

Un abrazo.

emilio dijo...

Que reto... poder acabar con ese pesar tan profundo, semáforos verdes y poder volar en libertad.
Todo llega, unido a la esperanza y a los retos definidos en luchas.

Un abrazo amigo.

Sirocos dijo...

Detesto vivir sin alas,
cuando las pierdo por el camino, espero muerta a renacer en algun suspiro...

Juan Carlos dijo...

Vino el invierno, pero con un buen café se desvanecerá el aliento frío que provoca estos días grises y somnolientos. El humo de las tazas serán el refugio más cálido y sereno.

Un placer visitar tu blog. Un abrazo poeta,

J.C.

Sharvelt dijo...

un estilo muy interesante, envuelve, este poema me ha gustado especialmente

saludos

Norma Ruiz dijo...

León:
aunque el invierno licencie los sueños.
y el frío castigue.
seré libre.
besotes hermano amigo

La abuela frescotona dijo...

como toda dictadura, irrumpen las emociones, arrastrando sentires que creímos olvidados, todo lo espontáneo es bello en su sorpresa, nos arrebata, y es bueno ...
un abrazo querido Leon

Reflexiones de Emibel dijo...

Paso para decirte que se nota tu ausencia.
Buenas noches.

Juan Antonio dijo...

Ese café bien hablando viaje del verano al invierno, de mi Isla a tu ventana de flaco cristal. Que placer releerte de nuevo compañero.

P.D. Yo invito al café.

Norma Ruiz dijo...

León:
paso a saludarte.
besos.

saltar del tren dijo...

El humo que empaña los vidrios para escribir nuestro nombre mientras pasa el frío.
Un abrazo

Jacque dijo...

1 mês sem postar, Leo ? Mandei a foto do COMANDANTE ERNESTO.............
Agora , una boa idéia... Un Cigarrillo y un Cafè............

Beso...........

Jacque

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...