sábado, 26 de septiembre de 2009

MUJER DE TERRACOTA


Aportando un poco de luz al pantano
vas amaneciendo
quemándote con un beso de cerveza.

La nube de luciérnagas se fragmenta,
se disipa el primer plano de la enramada;
languidece el manglar con disimulo,
al fin comprende el lodo
que sos lámpara.

Avanzando sin reparar en tu follaje
vas amaneciendo
capturando ondas melifluas de rocío.

Una hoja verde se delata,
el hurto de su brillo te sonroja;
tiernas licencias acompasan
el ritmo lacerante de tus piernas.

Despreciando los duendes de tu dicha
vas amaneciendo
sacudiéndote con tenues sonrisas de misántropa.

Deseándote,
invitás a la nada,
a perderte en las sales que te empapan.

Viéndote tallada en árboles de caucho
vas amaneciendo
aplaudiéndote en la penumbra,
cofre inasible con partículas oleaginosas.

Celoso tu volcán
se va intrincando en la desmemoria.
Para beberte habrá que ser un pez prehistórico,
residuos humeantes del descanso dominical,
una soga flamígera
o un tallo de caña de azúcar.

Te separan del día despierto
láminas traslúcidas que gotean;
tanto que el hombre de boina que te espía
tendrá que poseerte grabada en terracota.

Arena para lavar su pecho;
vas amaneciendo de nuevo...

10 comentarios:

anabel dijo...

Sugerentes figuras poéticas maravillosamente enlazadas para un buen poema muy sensual.

Un placer haberte encontrado.

Un saludo.

LEON PLATA dijo...

Gracias Anabel; ya estoy viendo tu blog, y la verdad, me ha atrapado en el acto. Forjás tu poesía cazando cristales de brisa marina; hay pincelados rumores del viento en tus líneas...

siete dijo...

León Plata, gracias por seguir mi blog y por darme la gran oportunidad de entrar a tu tienda donde se venden las más hermosas palabras, los más calidos pensamientos, las mejores frases hilvanadas, con girones de corazón de sentimientos, y todo ello al mejor precio.....nada, tan sólo el peaje de hacer en tu blog una entrada, y empaparse de aire fresco de palabras nuevas (Hoy les llaman cool, con lo bien que suena "nueva")de caricias con las letras de las frases que como por arte de magia de tus dedos van surgiendo de tu mente impulsadas, para llenar nuestras almas de ese aire, de esa brisa, tantas veces desesperadamente buscadas.

Gracias de nuevo y si me lo permites, un gran abrazo.

Enrique.

LEON PLATA dijo...

Es en el fresco andamiaje de sus caminatas de acuarela, donde quisieran refrescarse estas letras. Apenas entré en su blog, sentí lo que no dudo que muchos habrán sentido; que las letras y las pinceladas son grandes amigos y que al sentarse a escribir dentro de una de sus obras, el alma se puede encontrar con un manantial de vida.

Quiero un pedazo de la brisa que merodea sus casas, aguas y tejados; es una sensación de serena búsqueda, de activo descanso, de bohemios pasos diurnos sin zapatos.

Gracias por esas palabras tan prístinas, como el agua que beben sus lienzos y pinceles; con cada una de sus fraternas líneas he sentido ya su gran abrazo.

Algún día, muy pronto, obtendré en sus tiendas, al menos uno de sus cuadros; ya me lo he prometido.
Reciba, si me lo permite, un gran abrazo desde estos Andes, tan espesos.

Un Colibrí Viajero dijo...

Mujer que se moldea en tus manos, en tus letras de poeta, se insinua femenina grabandose en al mirada, y es usted caballero poeta quien la posee en sus versos mientras de deshace en la boca que lee cada uno de ellos.
gracias por compartir.
Ayer hubiera querido dejarle esto pero estaba con un modem inhalambrico y no abría bien la página, pero hoy he vuelto y sigo deleitandome con su hogar de letras.
le dejo un cáliod saludo desde mi tierra muy cerquita del Río de la Plata.

LEON PLATA dijo...

Colibrí viajero, insisto, me plego a su vuelo.

Un millón de gracias.
Recibí de mí un fuerte abrazo, si no te incomoda.

azpeitia dijo...

Enhebras palabras sobre tejidos diferentes, creando contrastes que subliman las imágenes...bello blog...enhorabuena de azpeitia

LEON PLATA dijo...

Enhorabuena por tu encuentro. He de seguir, día tras día, la vigorosa presencia de tu poesía.

Un abrazo.

Un Colibrí Viajero dijo...

Por supuesto no incomoda un abrazo poeta, recibe uno cálido de mi parte, gracias por tus huellas en mi rincón, abracito.

Amelia dijo...

Quedo atrapada y sorprendida entre tus versos.
Justo en tu "Mujer de Terracota" cuando yo acabo de escribir mi "Mujer de Barro".
Los paralelismos y el destino hacen que esculpamos diferente pero parecido.

Volveré, con tu permiso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...