miércoles, 23 de septiembre de 2009

RUTINA



Cuando el sol  vomita su savia amarillenta
Y los cuerpos se sostienen a pesar de ser atravesados
Por miles de diminutas espadas
En pos del encuentro con las migajas que la rutina deja
Y es menester marchar sobre corrientes de burda alienación,
El coraje de las sombras
Que se resbalan por cualquier alcantarilla,
 Aborda,
Sediento,
El funeral de las pulsiones
Y la modorra del tener que pensar.

León Plata. Cinco de febrero de 2007.

3 comentarios:

Un Colibrí Viajero dijo...

Y a veces tenemos un duelo de esgrima con el pensamiento deseando vencerlo para patearlo en la alcantarilla, pero... no podemos es parte de nosotros pero a pesar de ue sea tan nuestro, seguiremos de pie contra la modorra de rutinarios pensamientos, caballero lamento si abuso de mi visita, pero me gusta leerlo, saluditos Rioplatenses.

Mai Puvin dijo...

Muchas veces vi la imagen y no entré... pero sentía que me atraía, llamaba mi atención. Hoy vine... Sabía que calaría hondo...

Un abrazote poeta!

Céu de Buarque dijo...

Algunas tardes se tragan
hasta lo imprescindible,
es cierto,
pareciera que están empeñadas
en empañarnos la vida,
pero nos engañamos,
la tarde la hacemos,
con pensamientos,
con la imaginación,
y son las personas,
y nosotros que decidimos,
navegar en mierda,
o saltar en las nubes,
flotar
o arrastrar nuestra existencia,
los saben poetas que en la cárcel
escribieron, a pesar de todo,
las obras que de alguna manera,
los hicieron inmortales,
menos mal.
Maldecidos,
Atrevidos,
llegaron a nuestros oídos
para decirnos verdades
que el mundo quiso que no supiéramos,
y sin embargo... sí que tuvieron de esas tardes, cierto?
Saludos León de Colombia,
te dejo por hoy,
C.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...